Ajiaco en la UNEAC

por | 8 mayo, 2018

El pasado viernes se repletó la tertulia “Sabor y tradición en la cocina cubana” en la UNEAC (Unión de Escritores y Artistas de Cuba), conducida por el destacado periodista Ciro Bianchi Ross y la exitosa escritora Silvia Mayra Gómez Fariñas, quien estuvo celebrando su cumpleaños 65 con todos los presentes.

un delicioso ajiacoAl ajiaco, plato emblemático de la cocina cubana se dedicó el encuentro. El ajiaco es una “típica sopa espesa cubana, bien condimentada, elaborada básicamente con carnes frescas y secas (cabeza de cerdo, tasajo) así como de pollo o gallina, en algunas de sus variantes, a la que se incorporan viandas de diferentes tipos, como boniato, malanga, calabaza y ñame; siguiendo las recetas tradicionales, puede añadírsele bolas confeccionadas con maíz molido o pedazos de mazorca”, así lo define el Chef Internacional Jorge Méndez en su premiado diccionario gastronómico “Hablando con la boca llena”. El debate giró en torno a este plato y una de las polémicas fue respecto a las diferencias entre el ajiaco y la caldosa, siendo esta última una “variante del ajiaco, originaria de la región nororiental, en cuyos ingredientes predominan la carne de gallina y los plátanos viandas y a la que se incorpora salsa de soya y mostaza; por extensión este término ha tendido ha reemplazar el de ajiaco, aunque existen diferencias entre los componentes de uno y otro guiso”, afirma la misma fuente.

publico de la tertuliaAcudieron como invitados varios trabajadores del restaurante Ajiaco Café, no solo para hablar sobre el ajiaco y para que pudiéramos degustar su excelente muestra, sino para comentarnos sobre la historia, funcionamiento y características de este maravilloso restaurante habanero. De acuerdo a lo presentado, la buena gestión organizacional es una de las claves de su éxito: correcta definición de Misión, Visión y objetivos estratégicos, entre otros aspectos; pero no solo eso, sino la revisión de estos cada cierto tiempo para adaptarlos al escenario actual. Otro de los méritos de este excelente exponente de la gastronomía privada en Cuba es el trabajo en equipo y el clima laboral, así como el enfoque al cliente, como parte del buen servicio tanto para cubanos como para foráneos. Como dato curioso se comentó que el consumo promedio de un cubano en el restaurante es de 13 CUC, cifra que puede servir para planificarnos para poder visitar este sitio que es referente de la culinaria cojimera y que defiende la cocina cubana.

Una representación de varias Asociaciones Culinarias de La Habana estuvieron presentes, entre ellas la de Plaza de la Revolución y Guanabacoa, con una muestra de platos típicos cubanos, como el ajiaco, así como de bebidas como la canchánchara, deliciosa preparación campesina elaborada con miel de abejas, aguardiente y zumo de limón. Es importante la labor que está realizando la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (FACRC) en cuanto al fomento del amor por la cocina cubana que palpamos en sus estudiantes que asistieron.

Pero el ajiaco no se robó todo el show, pues esta tertulia dedicada a la cocina cubana nos deleitó con otro de los platos emblemáticos de nuestra cocina: el casabe, ideal para acompañar carnes, salsas, aporreados y también el ajiaco. Fue gracias a un productor de casabe en La Habana que acudió a la cita, Yoel, perseverante, sencillo y con un gran amor por lo que hace. Encontrar casabe en La Habana no es común y menos aún un buen casabe como este que degustamos. Este plato era el pan de los aborígenes cubanos y se obtiene de la yuca rallada. En la actualidad suele encontrarse con más frecuencia y facilidad en el Oriente cubano.

Más que una tertulia, fue una fiesta de la cocina cubana. Cada día son más los que asisten a este maravilloso espacio que tiene lugar el primer viernes de cada mes a las 4:00 pm en la UNEAC. Felicitamos y agradecemos a sus organizadores e invitamos a todos los interesados a asistir el próximo mes, aprovechando que es completamente abierta al público. El tema será el arroz amarillo.