Industria Alimentaria: Con el oído en el pueblo

En el espacio se ofreció respuesta por funcionarios y directivos del Ministerio de la Industria Alimentaria a comentarios e inquietudes de la población manifestadas en el forodebate de la mañana de este miércoles realizado en el portal web Cubadebate y a través del correo electrónico y la línea telefónica.

Los retos, perspectivas y desarrollo de la industria alimentaria fue el tema a debate en la segunda emisión de la Mesa Redonda dedicada a este importante sector del país.

Foto: Cubadebate

En el espacio se ofreció respuesta por funcionarios y directivos del Ministerio de la Industria Alimentaria a comentarios e inquietudes de la población manifestadas en el forodebate de la mañana de este miércoles realizado en el portal web Cubadebate y a través del correo electrónico y la línea telefónica.

En un primer momento se presentaron llamadas telefónicas las cuales reflejaban opiniones relacionadas con la variedad y calidad de productos como el yogurt y la harina de pan, así como proyectos acerca del desarrollo de la industria de confiterías en la Isla.

Por su parte la periodista Aixa Hevia en su sección Desde Internet mostró los principales tópicos abordados en los comentarios de los usuarios en la web, donde sobresalen la calidad de la harina en varias provincias del país, los procesos de elaboración de los alimentos, la calidad de los productos cárnicos de la canasta básica, la producción de pastas en Cuba.

Según Armando Posada Lóriga, director del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, la situación de la harina de pan se sostiene hoy en todas las provincias del país, pues la producción más deprimida del grupo es esta. Esto causado por problemas tecnológicos presentados en los molinos, problemas de financiamiento y organizativos. Para resolver este asunto se han tomado un grupo de medidas destinadas al montaje de piezas de repuesto para el molino de Santiago y la culminación de la inversión de la línea 500 del molino José Antonio Echeverría. No obstante, durante estos meses se continuará con esta problemática hasta inicios de año.

Sobre la industria cárnica Armando Posada sostuvo que la calidad de los productos de esta rama no siempre se debe a problemas tecnológicos, hay violaciones, indisciplinas y falta de control a todos los niveles. Pero los problemas de calidad no solo se generan dentro de la industria, sino que forma parte de una cadena desde que se reciben los animales en el matadero hasta el consumidor final que es el pueblo y siempre no se garantiza las condiciones de transportación y refrigeración de estos productos en esa cadena.

Los equipos de refrigeración y transporte que se han adquirido para esta industria ayudan a la solución de estos problemas de calidad, de conjunto con medidas de tipo organizativas en el grupo y el ministerio. “Tiene que ser una premisa de que todas nuestras producciones tengan calidad y trabajar en la sensibilidad humana y revolucionaria de los trabajadores” – acotó Posada Lóriga.

El salario del Grupo Empresarial es de un promedio de 760 pesos, aunque todavía bajo, ha aumentado respecto a años anteriores, pero para mayores ingresos hay que aumentar la calidad y la productividad.

La Empresa de Aceite y Grasas Comestibles camagüeyana, durante una visita de trabajo realizada por el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria (GEIA), recorrido encabezado por Iris Quiñones Rojas, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC PCC), y Directora de la Institución nacional, en Camagüey, el 21 de abril de 2016. ACN FOTO/ Rodolfo BLANCO CUÉ/ rrcc

Por otro lado, Yanoski Calderín Rodríguez, viceministro de la Industria Alimentaria, destacó que la proyección estratégica va dirigida a las 23 actividades que hoy se realizan en este sector, una de ellas la confitería. En la actualidad se trabaja en una inversión en la fábrica de procesamiento de Cacao de Baracoa que triplicará las capacidades de esta planta, lo que servirá de fuente a las demás empresas, Asimismo, se diversifican en esta entidad las producciones a partir de la elaboración de derivados del chocolate, está la empresa Mescoc, que se encuentra en proceso inversionista para la posterior producción de confiterías y en la cartera de oportunidades se está la confitera de Caibarién, incluso con socios identificados y directivas aprobadas.

En cuanto a la producción de pastas existieron dificultades tecnológicas en las fábricas, sin embargo, en el escenario actual se pueden incrementar las producciones, además se trabaja en Comitel, una nueva empresa dedicada a estas producciones.

En tanto la producción de leche condensada del país es de alrededor 900 toneladas al año, cifra insuficiente debido a la descapitalización de estas industrias. En algunos territorios se buscan alternativas de hacer productos similares, pero la mayoría de la leche condensada que se comercializa es de importación. Para el año que viene se prevé un aumento de la producción nacional a partir de un grupo de inversiones.

Respecto a la producción de la cerveza Armando Posada subrayó que está prevista la recuperación de las industrias del país y Bucanero está el tope de su capacidad. La demanda de cerveza ha aumentado aceleradamente y hoy la oferta no cubre el consumo, por lo que se importa para cubrir ese bache.

Más adelante se recibieron nuevas llamadas telefónicas que expusieron problemáticas relacionadas con la inocuidad de los alimentos, la producción de pescados y derivados del mar y los alimentos para personas celiacas.

Asimismo, la periodista Aixa Hevia se refirió a dos comentarios de los usuarios sobre la producción de pescados y derivados del mar.

Luis Orlando Paz López, viceministro primero de la Industria Alimentaria, informó que la inconformidad con los productos del pescado la originan tres asuntos fundamentales: el pescado no es un elemento que tenga una presencia importante en la dieta de la población, el patrón comparativo de los cubanos es del año de los 80 donde se alcanzó un per cápita de 16 kg/habitantes (hoy no supera los 4 kg) y la incapacidad de comunicar un grupo de elementos a la población sobre la actividad de la pesca en el país.

Más allá de las limitaciones técnicas de la industria pesquera cubana, el problema radica en que el Caribe es una zona de mucha diversidad, pero poca productividad en la pesca.

En estos momentos se trabaja en la política de pesca (aprobada el año pasado) la que plantea que no existirá grandes crecimientos en las capturas de la plataforma para proteger los recursos del país, y el crecimiento debe concentrarse en la avicultura marina, algo que resulta muy difícil por el financiamiento, pero es en lo que trabaja.

La industria alimentaria tiene varios destinos en sus producciones y todos esos destinos son muy importantes. El 92% de estas producciones van a áreas que impactan directamente en la población.

En otro momento Ivania Rodríguez Álvarez, directora del Instituto de Investigaciones de la Industria Alimentaria, explicó que además de la dieta existe un programa nacional de alimentos industrializados para personas celiacas con un grupo de instalaciones inauguradas en varias provincias con diferentes ofertas.

“No obstante, nos queda como reto aumentar la cantidad de productos, extenderlos a otras provincias y certificar los productos con la Oficina Nacional de Normalización” – afirmó Rodríguez Álvarez.

En los minutos finales la ministra de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones Rojas expuso que la calidad e inocuidad de las producciones es parte de las cinco direcciones estratégicas del organismo. Este tema pasa por un problema tecnológico, por la remodelación civil de las fábricas y sobre todo por la cultura de la higiene de cada trabajador y cuadro del sector. “Tiene que ser un proceso conciente en los trabajadores, asumido en la actitud diaria el tema de la higiene para con ellos y la relación de ellos con el proceso productivo” – refirió la ministra.

Las inversiones en el sector han crecido años tras año lo que muestra la voluntad del país de recuperar la industria alimentaria como un elemento clave para el desarrollo del país. En estos años también han aumentado las producciones de la industria y se ha trabajado en los encadenamientos productivos.

La ministra aseguró que todos los comentarios y opiniones de la población serán revisados y todos se canalizarán para la búsqueda de soluciones y respuestas por parte del organismo. Finalmente, destacó que el bloqueo de EEUU contra Cuba ha causado pérdidas en los dos últimos años equivalentes a 200 millones de dólares.

Origen: Industria Alimentaria: Con el oído en el pueblo (+Video) | Mesa Redonda

Giovany Peñate Cruz | Fotos de Roberto Garaicoa | Cubadebate