La Casona de 17

por | 20 enero, 2017
La Casona de 17 pertenecía al Grupo Palmares, pero ahora se erige como una cooperativa no agropecuaria. Actualmente obtiene algunos de sus productos por montos más ventajosos respecto a otros restaurantes y bares. Por ejemplo, la cerveza es adquirida a 0.80 CUC, pero para su comercialización existe como regulación que su precio no debe exceder de 1.50 CUC. Esta es la causa de que la entidad ofrezca precios ligeramente favorables respecto a su competencia, a pesar de estar ubicada en el Vedado habanero, zona de alto tráfico de turistas.

En la carta emergen dos atractivas propuestas de desayunos bien surtidos por 3.50 CUC y 4.80 CUC. Como entrante en nuestra visita nos aventuramos con las Frituritas de Malanga 2 CUC, que devinieron bien servidas, recién fritas y acompañadas de miel de abejas para rociar al gusto, excelente combinación para el platillo. Sin embargo, las frituras no lograron sorprendernos, su masa estaba algo baja en sal y no se sintieron ingredientes especiales. La parrillada se hace sentir en los platos fuertes ya que son elaborados al carbón. De opción principal elegimos el Lomo Ahumado con Salsa Agridulce 5.50 CUC. Al salir servido nos pareció muy buena la ración y todo parecía apuntar que había sido una elección acertada, pero en instantes cambió nuestra percepción: el olor del lomo rápidamente delató que no estaba fresco, lo que reafirmamos al probarlo. Enseguida le solicitamos al dependiente que retirara el plato y dada la mala experiencia preferimos cambiar el pedido. Nuestro reclamo fue bien asimilado y el servicio rápidamente se apresuró en revertir la situación. Tras el fallido intento con el lomo, elegimos el Pollo Grillado al Carbón 4.50 CUC que contó con el agradable sabor de la cocción al carbón y la salsa barbacoa, acompañado, como todos los platos fuertes, de vianda frita y vegetales. Como líquido ordenamos una Piña Colada 3 CUC, que estuvo muy lejos de ser un buen trago, su mayor ingrediente era el hielo.

De este sitio el buen servicio es uno de los puntos altos, en cuanto a rapidez y atención al cliente; no faltó la preocupación por si todo marchaba bien y gustaba lo consumido. Algunos comensales, que tuvieron más suerte, elogiaron el buen sabor de los platos y la cantidad servida. La calidad culinaria aún debe mejorar para que La Casona de 17 logre consolidarse en este mercado tan competitivo. Nuestra experiencia, a pesar de los sinsabores, no estuvo mal.

Categoría: Críticas Etiquetas: , , , , ,
Avatar

Acerca de Ania Despaigne

Es Ingeniera Industrial, graduada del Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría. Su carrera ha desarrollado sus conocimientos en los siguientes perfiles: logística y gestión de la producción, dirección, calidad, matemática aplicada, informática empresarial y gestión de los recursos humanos. Es miembro del Proyecto Comunitario Espiral, donde sus principales motivaciones son ayudar a la sociedad y poner en práctica el desarrollo sustentable. Ania se ha especializado como crítica culinaria desde hace tiempo y una de sus pasiones es escribir.