Plan B

por | 31 enero, 2017
Ha pasado casi un año y regreso con una amiga al Plan B con la disposición de probar unas brochetas maravillosas que tenían varios tipos de carne a gruesa escala. De pronto hago el pedido y, ¡puf!, la variedad de la carne había desaparecido y el tamaño, ¡uff!, aquello había sido solamente un sueño.

Al menos estas novísimas brochetas únicamente de Lechón Pío 5.90 CUC tenían ají pimiento verde, lo cual le daba un sabor real de ají a la carne que cubría de sensaciones ligeramente amargas y particularmente fuertes al paladar. Mi compañera, por su parte, pidió Lonjas de Cerdo con Salsa BBQ 3.90 CUC. Las lonjas estaban suaves y la salsa BBQ era industrial. Como entrante degustamos unos maravillosos Tostones Rellenos con Lechón 2.50 CUC, y de líquido Malta con Leche Condensada 1.70 CUC. A estas opciones se añaden guarniciones incluidas que evidenciaron la cocción al punto exacto.

Plan B es frecuentado sobremanera en las noches. Sin embargo, no se desanime, usted goza de la posibilidad de encontrar rápidamente un sitio vacío gracias a las capacidades del espacio y las dos locaciones: el portal de una casa grande, que funciona como reservado y presenta una acogedora arquitectura neoclásica; así como la nave-garaje que se ha acondicionado/habilitado con mesas alineadas para los consumidores. En este último lugar se encuentra una mesa de comida rápida, la cual funciona muy bien para el menú de panes de diferentes tipos, cuyos precios oscilan de 1 CUC –la Hamburguesa– hasta 3.80 –el Bocadito de Atún–.

Para los amantes de la tranquilidad, la paladar constituye una fehaciente alternativa, cuyo equilibrio es solo interrumpido por reiterados reggaetones que surgen desde un televisor situado a un lateral. Y si asistimos en pleno verano, no os preocupéis, el restaurante cuenta con una fila de bienaventurados ventiladores que contribuyen al beneplácito de los clientes. También forman parte de la decoración unos afiches refrescantes a la vista.

La atención es verdaderamente digna de admirar. Las camareras están todo el tiempo al tanto de los pedidos. Inclusive proponen de antemano las sugerencias del chef y al final de la degustación preguntan si los platos cumplieron con la exigencia de los consumidores. Uno se siente atendido como en casa.

Plan B es una lúcida opción para los amantes de la cocina especializada en lechón y pollo frito. Representa un espacio cercano a la nocturnidad del Vedado, que ofrece seguridad, y precios ajustados a la calidad de sus productos, en sintonía con la demanda. Aunque, no espere todo un año para visitarlo…

Categoría: Críticas Etiquetas: , , , ,
Avatar

Acerca de Leonardo Estrada

Leonardo es licenciado en Arte Teatral en la especialidad de Dramaturgia por la Universidad de las Artes (ISA). Actualmente ejerce como profesor del centro. Ha publicado docenas de artículos críticos, reseñas, entrevistas y crónicas, en revistas, periódicos y sitios digitales. Recibió la Beca del Royal Court de Inglaterra (2013-2016) y la Beca Abelardo Estorino (2014-2015), ambas para dramaturgos. Se graduó de la escuela de formación literaria Onelio Jorge Cardoso. Su pasión por la literatura y cultura canarias lo llevó también a estudiar en la Asociación Canaria de Cuba Leonor Pérez Cabrera.